HIPERTONÍA, HIPOTONÍA Y NORMOTONIA

3 conceptos muy escuchados hoy en día, pero… ¿sabes qué son exactamente?

Te explicamos estos tres conceptos y con qué síntomas los podemos relacionar.


Hipertonía → hablamos de hipertonía de suelo pélvico cuando existe un tono elevado de esta musculatura, esto no quiere decir que se tenga un suelo pélvico fuerte, sino que hay una alteración del tono de base provocando demasiada tensión sobre todas las estructuras.

¿Qué tipo de síntomas podría provocar una hipertonía?

  • Incontinencia urinaria o de gases
  • Discontinuidad en la micción, o micción dolorosa. 
  • Vaciado incompleto de vejiga
  • Estreñimiento y dolor durante o después de defecar
  • Dolor durante las relaciones sexuales tanto en la penetración como en el momento del orgasmo.
  • Dolor en la zona lumbar, glútea o caderas, así como dolor en la zona genital, recto o dolor pélvico crónico.

En primer lugar habría que averiguar qué factores están provocando ese exceso de tensión. Es necesario saber que hoy en día factores como el estrés o la ansiedad podrían provocarlo, así como una cicatriz posparto, cambios hormonales, un entrenamiento con sobresolicitación de la musculatura pélvica, la menopausia o una cirugía.

Hipotonía → decimos que hay hipotonía cuando existe un tono demasiado débil en el suelo pélvico. Esto se debe a una debilidad en las fibras tónicas musculares, que son las encargadas de sostener las vísceras pélvicas y controlar la función de las mismas.

¿Qué síntomas puede provocar una hipotonía en el suelo pélvico?

  • Incontinencia urinaria o fecal
  • Prolapso de órganos pélvicos
  • Dificultad para vaciar la vejiga o el intestino. 
  • Disfunción sexual: dificultad para alcanzar el orgasmo, reducción en la sensación, dolor, problemas de lubricación, disfunción eréctil en hombres. 

Para tratar estas alteraciones de la musculatura deberíamos trabajar en consulta la respiración y la conciencia perineal, saber cómo activar y relajar la zona. Nos puede ayudar el masaje perineal, el tratamiento con sesiones de radiofrecuencia o el uso de vibradores en determinadas zonas y con un tipo de vibración concreta para conseguir la correcta activación y relajación de esta musculatura, además de concienciar a la población en general de la importancia de mantener unos hábitos de vida saludables, realizar ejercicio intenso diario con el objetivo de prevenir, tratar o rehabilitar todas las patologías relacionadas con la disfunción de este sistema muscular.

En definitiva, ¿qué es la normotonía del suelo pélvico?

El estado normal del tono muscular del complejo lumbo-abdomino-pélvico donde no existe síntoma ni patología alguna, realizando de manera óptima las funciones de sostén y contención de esfínteres y la correcta gestión de presiones.

Si tienes algún síntoma de los mencionados anteriormente, no dudes en consultarnos, estaremos encantadas de informarte y atenderte.

Escribir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.