YA HA LLEGADO MI BEBÉ… ¿Y AHORA QUÉ PASA CONMIGO?

El nacimiento de nuestro bebé es una de las vivencias más intensas y emotivas de nuestra vida. Durante 9 meses te estás preparando la parte física, mental y emocional para su llegada.

Tras el nacimiento aparecen situaciones que quizá no habías escuchado; estás dolorida tras la intensidad del parto y te duelen los puntos, la subida de la lecha es algo dolorosa, te salen grietas en el pezón, no consigues dormir bien, sientes una bomba de emociones en tu interior, y largo etcétera de posibles situaciones algo complicadas. Además, aparecen nuevos roles en la familia, ahora tienes que decir tú por un bebé. Ahora sois papá y mamá (y todos los tipos de familia que coexisten en nuestra sociedad), en este momento te cuestionas toda tu educación recibida, tus costumbres y tus creencias.

Muchas gente me suele decir, esto del postparto no te lo cuentan. Entendiendo que la vivencia está siendo algo más complicada de lo que se habían planteado.

  • ¿Por qué no utilizar este momento de vida para evolucionar y crecer junto a tu bebé? Nuestros hijos vienen a este mundo a darnos luz, a cuestionarte tu existencia hasta el momento.
  • ¿Por qué no utilizar este momento para volver a tu esencia y no dejarte llevar por los mensajes que la sociedad te ha impuesto?

Puedes tomar la actitud de sumergirte en el postparto, olvidarte de ti, y dedicarte a la crianza. O puedes sumar con tu pareja, seguir enriqueciendo el vínculo que os une, sentir el amor más grande de este mundo que existe que es el amor hacia un ser vivo que ha salido de tu interior. Hay un vínculo más fuerte entre tú y tu hijo de lo que las palabras pueden llegar a expresar. Utilízalo para engrandecerte, tomar las riendas de tu vida y desde ahí, cualquier decisión será bien tomada.

Aunque a veces es difícil poder cuestionarte todo esto, porque implica salir de nuestra zona de confort. Además, los cambios físicos tras el parto pueden hacer cambiar nuestra percepción. Por eso, siempre piensa en ti y tu bienestar, de manera secundaria todo tu alrededor tendrá armonía.

Cuídate y recupérate. No permitas que un dolor de cicatriz, una barriga que no vuelve al sitio, los escapes de pipis o no volver a disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria.


Escribir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.