¿Si entreno crossfit puedo tener pérdidas de orina?

"Está demostrado que la práctica de ejercicio libera a nuestro torrente sanguíneo serotonina, dopamina y endorfinas. Hormonas de la felicidad, placer y bienestar. Esa sensación de felicidad es la que nos empuja a querer repetir la acción. Pero es muy importante, además de una correcta ejecución de la técnica, y buena gestión de la presión."

Está demostrado que la práctica de ejercicio libera a nuestro torrente sanguíneo serotonina, dopamina y endorfinas. Hormonas de la felicidad, placer y bienestar. Esa sensación de felicidad es la que nos empuja a querer repetir la acción. Pero es muy importante, además de una correcta ejecución de la técnica, y buena gestión de la presión.

Actualmente, acuden a mi consulta chicas jóvenes sin cirugías y sin haberse quedado embarazas, que tienen ligeras pérdidas de orina. Esos escapes ocasionales ocurren cuando saltan 150 veces a la comba o cuando saltan al cajón a alta velocidad, entre otros ejercicios.

¿Por qué una chica joven tiene escapes al hacer estos ejercicios si están sanas?

En la mayoría de ellas no aparece una correcta activación del suelo pélvico y el transverso del abdomen de forma sinérgica. Por lo tanto, no hay una anticipación al esfuerzo de esta musculatura y se produce un empuje excesivo de la vejiga, apareciendo así la pérdida de orina debido a su conducta hiperpresiva. Esta mala gestión de la presión sale a la luz al practicar esfuerzos que en el día a día no se realizan con esa intensidad. Podemos decir que esa chica podría tener esos escapes al entrenar a cossfit, al correr, al estornudar o tras su primer embarazo. Si tiene una mala gestión de la presión, tarde o temprano, aparecería la señal de alarma.

Por lo tanto, yo os pregunto: ¿Es malo practicar crossfit? Obviamente la respuesta no, con un pero como condicional. No es malo el deporte en sí, sino incorrecta la ejecución técnica. Ningún ejercicio de forma genérica se debería contraindicar. El crossfit no es lesivo, si la técnica de ejecución y la gestión de la presión intraabdominal son correctas.

Aunque debo remarcar, que al trabajar con cargas elevadas, si la ejecución no es correcta la posibilidad de lesionarse en más elevada. Tanto en mujeres, ocasionando pérdidas de orina, como en hombres produciendo hernias inguinales o umbilicales.

Cualquiera de estas señales de alarma debe servir para hacer un alto en el camino, y evitar que continúe su evolución. Se debe tratar la patología y corregir esa alteración. Tras la reeducación abdomino-pélvica y reestablecida la sinergia, se evaluará la posibilidad de reincorporar la actividad deportiva, sin reaparición del síntoma.

Desde la fisioterapia pelviperineal trabajamos en la prevención y detección precoz. El cuerpo responde de forma favorable si le damos los estímulos correctos. Una buena sinergia abdomino-pélvica y su correcta gestión de presiones son imprescindibles para realizar deporte de alta intensidad evitando el riesgo de lesión, e incluso ayudando a la mejoría y establecimiento de dicha sinergia.

Mª Carmen Carrillo Leal
Fisioterapeuta especializada en Pelviperineología y Obstetricia

Escribir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.