ESTREÑIMIENTO

¿Qué puedo hacer?

Primero de todo, ¿Qué es eso del estreñimiento? Porque no todo de lo que hablamos es estreñimiento, ni ir estreñido es normal, no tiene que volverse crónico, muchas veces no tenemos que vivir con ello y no por comer más de ciertos alimentos lo solucionamos.

¿QUÉ SE CONSIDERA ESTREÑIMIENTO?

Significa que una persona tiene tres o menos evacuaciones en una semana. Las heces pueden ser duras y secas. Algunas veces la evacuación es dolorosa y provoca hemorroides o fisuras.

¿QUÉ PUEDE PROVOCAR EL ESTREÑIMIENTO?

  • Falta de fibra a través de la alimentación.
  • Si la fibra causa el efecto contrario (hinchazón, dolor, más estreñimiento). Esto se debe a una inflamación del intestino. Las sensaciones pueden variar en función de qué zona está afectada:
    • Estómago: ardor, reflujo, digestiones lentas, eruptos abundantes.
    • Abdomen: hinchazón, globo todo el día, cuando como se me hincha el abdomen.
    • Intestinal: muchos gases, estreñimiento, consistencia seca y dura.
  • Causado por:
    • Alimentación: desde un punto de vista evolutivo, aceptación de alimentos menos procesados y los que llevamos comiendo muchos más años. Proteína de la leche y del gluten, factores que influyen en la inflamación del abdomen. Recomendaciones: descansar de los alimentos durante un tiempo.
    • Estrés: SN Autónomo simpático y parasimpático. Cuando estamos relajados está activo el SNP, y todo funciona correctamente. Cuando funcionamos con el Simpático, vivimos en estado de alarma y los procesos se ven alterados.
    • Sobrecrecimiento de microorganismos a nivel intestinal: buscamos que estén en su justa medida. Cuando hay un incremento el sistema inmunitario lo detecta como un problema generando inflamación intestinal. El control de estos microorganismos lo gestiona el estómago mediante el ácido clorhídrico que tiene una función antiséptica que mata lo dañino. Si no funciona tenemos los síntomas de ardor, reflujo… 

¿QUÉ PASA DURANTE EL EMBARAZO?

El estreñimiento durante el embarazo puede verse ocasionado por varios factores:

  • Medicación: hierro, algunas vitaminas,…
  • Cambios hormonales.
  • Falta de actividad física.
  • Aumento de peso en la cavidad pélvica.
  • Cambios en la alimentación por patologías como la diabetes gestacional o preeclampsia.

En el último trimestre, el contenido del útero por el aumento del peso del bebé provoca aplastamiento del tubo digestivo en el último tramo lo que provoca la compresión de los vasos sanguíneos y falta de retorno venoso.

La compresión y falta de actividad física, sumado a la situación hormonal que estamos viviendo por los altos niveles de progesterona, da lugar a que los tejidos estén más relajados/ laxos, por lo que el tránsito intestinal no es nada ágil. También da lugar a estreñimiento.

¿QUÉ PUEDO HACER?

Para conocer la causa exacta del origen de mi estreñimiento es recomendable acudir a un nutricionista especializado ya que nos ayudarán a mejorar nuestra alimentación y a reconocer los alimentos. 

 Por lo que respecta a mi intestino, existe una postura defecatoria con la que podemos ayudar al cuerpo a mejorar las deposiciones sin debilitar el suelo pélvico o provocarnos fisuras o hemorroides por el empuje en Valsalva para poder defecar.

Si quieres más información, puedes ponerte en contacto con nosotras. Estaremos encantadas de poder ayudarte.

Escribir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.